Psicología Infanto-Juvenil

Para enfrentarnos con éxito a la vida necesitamos, desde que nacemos, aprender. La educación se convierte en una necesidad del ser humano. Tenemos derecho a nuestro propio desarrollo sano, que es único e irrepetible.

 

Un individuo sano nace dotado de un programa biológico adecuado para adaptarse al mundo exterior y para poder asimilarlo. El bebé sano nace con unas respuestas que primero son reflejas y, progresivamente, van haciéndose más intencionales. Los adultos próximos al niño, están capacitados de forma natural para interpretar estas reacciones y poder responderlas. De este modo, si no hay otras perturbaciones, los bebés se hacen progresivamente más competentes y los padres más eficaces.

 

Sin embargo, el desarrollo no siempre se da de la mejor manera. Pueden existir una serie de alteraciones en el niño/a y/o en la familia que pueden hacer que éste desarrollo sea inadecuado y se vea interrumpido o bloqueado.

 

Aquí es cuando aparece la Psicología Infanto-Juvenil, para ayudar, apoyar o asesorar en las pautas educativas, formas de interacción familiar, construcción de la personalidad del niño/a o adolescente, en sus comportamientos o conductas y sobre todo en sus emociones.

 

Desde la Psicología Infantil y Juvenil se busca el bienestar del niño/a o adolescente y de sus familias. Se intenta ir adonde está la causa real de estas disfunciones para poder abordar la problemática desde la raíz, y no quedarnos sólo en la superficie.

Por esta razón, intentamos combinar las técnicas cognitivo-conductuales con un trabajo más profundo y emocional que nos da la Terapia Gestalt.

Nuestro objetivo es la atención a la población infantil y juvenil que presenta alteraciones o trastornos en su desarrollo o comportamiento o que tiene riesgo de padecerlos.

 

Áreas de intervención:

-         Atención Temprana, Bebés, intervención con discapacidad.

-         Dificultades en el rendimiento académico.

-         Dificultades de aprendizaje.

-         Trastornos por Déficit de Atención e Hiperactividad.

-         Separación y divorcio parental.

-         Depresión y baja autoestima.

-         Ansiedad, fobias y miedos.

-         Abuso Sexual.

-         Acoso escolar.

-         Trastornos de la conducta alimentaria (anorexia, bulimia y obesidad).

-         Enuresis y Encopresis (orinarse o defecarse encima).

-         Trastornos del sueño.

-         Trastornos psicosomáticos (síntomas físicos de origen psicológico).

-         Trastorno negativista – desafiante.

-         Trastorno Autista, Asperger.

 

 El medio mejor para hacer buenos a los niños es hacerlos felices”Oscar Wilde

CENTRO INSCRITO COMO ESTABLECIMIENTO SANITARIO POR LA CONSELLERIA DE SANITAT UNIVERSAL i SALUT PUBLICA

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
VEDANATUR Centro Sanitario de Psicología y Bienestar Personal.

Llamar

E-mail

Cómo llegar